Viernes, 23 Junio 2017 08:13

Préstame idioma, Un poema de Enrique Buenaventura Destacado

Al contrario de las corrientes del mercado en boga hoy en día, donde también la cultura es un bien transable, Enrique Buenaventura (1925-2003), fundador del Teatro Experimental de Cali (TEC), fue un humanista que consideró la cultura y el arte un bien común y, por lo tanto, no se aisló de sus raíces sino que entabló un diálogo con la historia que enriqueció lo propio y lo situó en el momento actual. En su obra reflejó los procesos ideológicos y los conflictos sociales que han afectado a los colombianos y al ser humano moderno.

Visitó en varias oportunidades Popayán y sus presentaciones en el Teatro Municipal eran el preámbulo crítico de una gran fiesta. Recuerdo sus puestas en escena de la obra de Brecht y, especialmente, Historia de una bala de plata. Era una de las tantas historias del continente y de Colombia que no fueron contadas en los colegios confesionales y que abrían los ojos estudiantiles a las contradicciones sociales.
 
Préstame idioma
Préstame idioma, tu herramienta,
tu hacha vertiginosa, tu lámina de saliva,
tu dulzura de mieles de la reina,
tu amargor, tu panal y tu escritura.
Tu esencia que precede al pensamiento,
que a su materia y su pulso da la forma,
préstame tu vuelo lejos de la rama,
tu profundo navegar con sombra de ballena.
Préstame, idioma, tu alta torre
con campanas a rebato arremetiendo,
tus góticos arcos, tus columnas
que sostienen delicadas y frágiles el cielo.
Es prestado, no más, para lavarlo
de impurezas y pústulas y heridas,
préstame tu enredadera verde y rosa,
préstame tus orquídeas robadoras
de savias ajenas, préstame idioma
tus maneras, tus giros invisibles,
tu esgrima de sables y cuchillos
y también tu puñal y tu pistola.
Préstame idioma, más de tu nutrido
arsenal y del jardín de rosas,
préstame, idioma, tu palabra
porque quiero decir algunas cosas.

Modificado por última vez en Viernes, 23 Junio 2017 08:17
Más en esta categoría: « La decadencia moral de Europa