Jueves, 17 Noviembre 2016 14:32

Preguntas para mis colegas (En relación a la próxima designación rectoral)

 

Por Guillermo Pérez La Rotta
Profesor Titular
Universidad del Cauca

 

Los candidatos a la Rectoría de la Universidad del Cauca, caminan en estos días por los corredores de la institución pidiendonuestras firmas para registrar su candidatura ante la Secretaría General. Sólo uno de ellos espera que vayan a firmar a su oficina. Tal vez sería bueno que los candidatos que hoy ocupan cargos directivos, renunciaran a ellos, para hacer la campaña más transparente. Y quizás sería caballeroso que ante el gesto de recibir la firma, los colegas se comunicaran efectivamente, lealmente, universitariamente, con las fuerzas vivasde la Alma Mater. Y sería loable que naciera de su propia iniciativa, y no esperaran a que alguna instancia superior se digne citar a un foro de información, lo cual ha sido en otros tiempos una simple comedia democrática.


Esto demostraría parcialmente que quieren distanciarse de lo burocrático, como un signo emergente de auténtica vida universitaria. Porque a ellos, que quieren ocupar tan digno cargo, hay que preguntarles cosas, y es preciso iniciar un diálogo franco, que se debe continuar hacia los inicios del año entrante, a pesar de las festividades navideñas. Supongo que cada uno está haciendo su programa, -el Vicerrector Académico ya lo colgó en la web- , y para mí sería muy natural que al realizarlo consultaran las inquietudes de administrativos, profesores y estudiantes. Y ello en un sentido aún más profundo, pues hay que preguntar si ellos pretenden hacer una gestión de diálogo y participación efectiva, o continuarán con el actual estilo vertical y autoritario. Desde esta perspectiva, creo que la candidatura del profesor Velásquez, marcha contra la corriente de los tiempos, y carga un gran fardo negativo sobre sí. Y el profesor Buelvas debería decirnos en qué medida se diferencia de la actual administración. Claro está que en alguna medida yo entiendo que esto puede ser algo incómodo para los colegas, porque significaría hasta cierto punto destapar sus cartas ante la comunidad, sabiendo que deben negociar por arriba con los verdaderos electores de su cargo. Y en consecuenciadeben ser cautelosos.


Pero aun así, es preciso que dialoguen con las fuerzas vivas. Y yo por ahora les hago algunas preguntas, en el horizonte mismo del diálogo que pido. ¿Qué concepción de universidad pública tienen ustedes? ¿Aprueban el trato que la actual administraciónles dio a los profesores ocasionales? ¿Aprueban la reglamentación que el actual vicerrector le dio a la labor de los profesores? ¿Aprueban la desfiguración que esta administración le dio a la formación humanística? ¿Qué entienden ustedes por calidad académica universitaria?


Por favor, respondan con buena letra y profunda reflexión, desde su condición de académicos, ¿qué entienden por democracia, en el marco de una instituciónuniversitaria,que en todo caso depende de la politiquería, en diverso grado, para elegir al Rector?¿Cómocompaginarán su cabildeo con los políticos con la urgentenecesidad de abrirhacia el futuro un verdadero espacio universitario de diálogo y gestión?Es importante que cada uno tome posición, frente a estos cinco años de la actual administración.Incluso porque los políticos saben –supongo yo- que quizás continuar con la orientación del señor Castrillón es un desgaste político para ellos.


Yo por ahora solo les manifiesto dos cosas. Hay que rescatar lo académico, y ponerlo por encima del economicismo y el clientelismo. La universidad no se puede convertir en una cueva de negocios, como sugirió en estos días un columnista de este diario. Entonces ¿Cómo van pues, ustedes a lidiar con los electores efectivos que tienen representación directa o indirecta en el ConsejoSuperior?

Modificado por última vez en Viernes, 18 Noviembre 2016 03:35