Jueves, 06 Junio 2019 10:00

Comunicado de los Representantes Profesorales (CS y CA) sobre la distribución de los nuevos recursos (2019-2022)

A PROPÓSITO DE LA RENDICIÓN DE CUENTAS:

COMUNICADO DE LOS REPRESENTANTES PROFESORALES

SOBRE LOS NUEVOS RECURSOS:

LOS CRITERIOS PARA SU DISTRIBUCIÓN DEBEN SOCIALIZARSE, ANALIZARSE, DISCUTIRSE Y CONSENSUARSE CON LOS TRES ESTAMENTOS DE LA UNIVERSIDAD DEL CAUCA


En dos momentos queremos sintetizar lo que ha sido nuestra participación como representantes profesorales en el Honorable Consejo Superior y en el Honorable Consejo Académico, durante el periodo al que estamos haciendo referencia en el Acto de Rendición de Cuentas (2018) que fue convocado por la administración central de la universidad.

En el desarrollo de los dos momentos, queremos plantear nuestro punto de vista sobre los criterios que deberían tenerse en cuenta para la distribución (en la universidad del Cauca) de los nuevos recursos que ya fueron certificados por el MEN, para la vigencia 2019.

Finalmente, sobre el tema de los criterios, presentaremos una propuesta que va dirigida al Honorable Consejo Superior de nuestra universidad, la cual está avalada por la Junta Directiva de ASPU – Seccional Cauca, por la Mesa Triestamentaria y por las representaciones profesorales al Consejo Académico y al Consejo Superior.

Esta propuesta ya fue presentada - de manera verbal - por las representaciones profesorales en el Acto de Rendición de Cuentas que se realizó el jueves 30 de mayo en el Paraninfo. También fue radicada a través del correo electrónico del Consejo Superior y en la ventanilla única de la universidad.

Primer momento: Asumimos la representación profesoral y se dio inicio al Movimiento Universitario por la defensa de la educación pública superior.

Reconociendo el talante de los miembros del Honorable Consejo Superior y del Honorable Consejo Académico, quienes en todo momento estuvieron dispuestos a generar las condiciones para el diálogo y la discusión en relación con la continuidad del periodo académico 2018 - I, que cada día - a partir de octubre 10 de 2018 - estuvo en vilo, como representantes profesorales queremos destacar la plena disponibilidad del señor Rector y de nuestros Consejeros, para buscar siempre salidas al tema de la continuidad del periodo académico 2018.1.

Al respecto, por ejemplo, es importante que los tres estamentos de la Universidad conozcan que entre el 21 de noviembre y 23 de noviembre del año pasado, el período 2018-I estuvo prácticamente suspendido, con todas las implicaciones que ello hubiera tenido - de haberse concretado la suspensión - para el funcionamiento de la Universidad, para nuestros profesores ocasionales y catedráticos y para nuestros estudiantes de todos los programas académicos.

Pero, fue precisamente la disposición de los Consejeros y del señor Rector para abrir y mantener los espacios de diálogo y discusión, lo que posibilitó que el Movimiento Universitario a través de la Mesa Triestamentaria (representada en profesores, estudiantes y trabajadores), presentara alternativas para buscar una salida dialogada y consensuada, como en efecto se logró, garantizando de esta manera la continuidad del periodo académico 2018.1 en las condiciones que ya todos conocemos.

En este primer momento, la participación de los representantes profesorales, en conjunto con las representaciones estudiantiles, las plataformas estudiantiles y la participación de los compañeros trabajadores agremiados en torno a Sintraunicol, fue vital - en conjunto con la administración central de la universidad - para que pudiéramos acompañar el Movimiento en todos los momentos, algunos tan tensos como los que se vivieron, pero que nos ayudaron a obtener los resultados a los que nos vamos a referir en segundo momento.

Segundo momento: ¿Qué viene en prospectiva?

A partir de este momento no hablamos solamente como representantes profesorales al Honorable Consejo Superior y al Honorable Consejo Académico; tenemos el aval de la Junta Directiva de nuestra Asociación Sindical de los Profesores Universitarios (ASPU – Cauca) reunida el pasado martes 28 de mayo de 2019. Para tratar el tema que viene a continuación, también tenemos el aval de la Mesa Triestamentaria (profesores, estudiantes y trabajadores), reunida el miércoles 29 de mayo, para preparar dos actividades: a) la participación en el Acto de Rendición de Cuentas convocado por la administración central y realizado el jueves 30 de mayo; y b) la convocatoria para retomar la Mesa Local de Negociación.

¡Universitarios!:
¡Lo que viene corresponde a un momento crítico, que tiene relación con el manejo financiero de la universidad durante los próximos cuatro años!

El profesor Luis Reinel Vásquez Arteaga, como representante de los profesores en el Honorable Consejo Superior y vicepresidente de la Asociación Sindical; la profesora María Verónica Torres Andrade, como representante de los profesores al Honorable Consejo Académico; el profesor José Omar Zúñiga Carmona, también como representante de los profesores al Honorable Consejo Académico y como presidente de la Asociación Sindical, queremos dejar salvedad sobre el punto que vamos a mencionar:

Los nuevos recursos que van a llegar a la universidad, para la vigencia 2019 -2020 -2021-2022, teniendo en cuenta que los del año 2019 ya están certificados por el MEN y ascienden a la suma de $3.536.400.489: TRES MIL QUINIENTOS TREINTA Y SEIS MILLONES, CUATROCIENTOS MIL CUATROCIENTOS OCHENTA Y NUEVE PESOS M/CTE.

Por tanto, estamos en un momento definitivo para la Universidad del Cauca, para la administración central y para los estamentos:

¿Qué decisión vamos a tomar en relación con la definición de los criterios que el Honorable Consejo Superior deberá tener en cuenta para aprobar la distribución final de los nuevos recursos que llegarán a nuestra universidad, como resultado del Acuerdo Nacional que fue firmado el pasado 14 de diciembre de 2018, en el marco del Movimiento Nacional Universitario?

Para las representaciones profesorales al Consejo Académico y al Consejo Superior, para la Junta Directiva de Aspu – Cauca y para la Mesa Triestamentaria queda claro lo siguiente: se trata de una cuestión de método y de procedimiento. Los criterios para la distribución de los nuevos recursos deberán socializarse, analizarse, discutirse y consensuarse, contando para ello con la participación de los tres estamentos de la universidad. Desde la firma misma del Acuerdo Nacional, hemos estado consultando a la dirección universitaria sobre los criterios que se deben tener en cuenta para la distribución de los nuevos recursos. Aspu – Cauca y las representaciones profesorales fueron más allá de la simple pregunta: en diferentes escenarios al interior de la universidad, le hemos planteado a la dirección universitaria la propuesta de un Acuerdo Superior, en virtud del cual no solo se establecerían los criterios, sino que también se definirían los porcentajes para la distribución de los nuevos recursos durante el cuatrenio comprendido entre 2019 y 2022.

Hasta la fecha, la dirección universitaria ha hecho oídos sordos a la propuesta, con el siguiente argumento que nos fue presentado desde enero hasta abril de 2019:

“La distribución de los nuevos recursos no se ha definido a nivel nacional, por tanto, debemos esperar hasta saber el monto que nos va a corresponder para que nos sentemos a hablar sobre el tema”.

Mientras tanto, el MEN - mediante resolución No. 004294 del 29 de abril de 2019 - certificó el monto de los nuevos recursos que corresponderán a la Universidad del Cauca para la vigencia 2019.

Una vez certificado el monto de los nuevos recursos para la vigencia 2019, encontramos que la dirección universitaria ya tiene lista la “tabla mágica” que contiene la propuesta para la distribución de los recursos, para la vigencia 2019, y la proyección de la distribución para todo el cuatrenio (2019 a 2022).

Nuevamente, cuando los representantes profesorales planteamos la necesidad de conocer cuáles fueron los criterios que se tuvieron en cuenta para la distribución de los nuevos recursos, el señor Rector nos planteó en sesión del Honorable Consejo Académico (miércoles 29 de mayo) que los recursos aún no han llegado; que están certificados, pero aún no han llegado a la universidad. Sin embargo, ya tienen la tabla de distribución y ya se la enviaron al Honorable Consejo Superior para solicitar su aprobación, pero sin contar con el punto de vista de los estamentos.

Aquí es donde surge la cuestión de método y de procedimiento que ya habíamos anunciado: si consideramos que los nuevos recursos que llegarán a la universidad, son el resultado del Movimiento Universitario de segundo período de 2018; Movimiento en el que – al menos en la Universidad del Cauca – participamos decididamente los tres estamentos (prueba de ello es la conformación de la Mesa Triestamentaria), entonces también debemos considerar que los criterios para la distribución de los nuevos recursos deben ser socializados, analizados, discutidos y consensuados en el marco de la Mesa Triestamentaria. No hacerlo, por muy justificada que esté la distribución propuesta por la administración central, significará, por un lado, el desconocimiento a la Mesa Triestamentaria y, por otro lado, la jugada amañada de “cuadrar caja” en el presupuesto general de la Universidad del Cauca, vigencia 2019, aprovechándose de los nuevos recursos que fueron gestionados desde el Movimiento Universitario.

Por método, por procedimiento, la administración de la universidad debe socializar la propuesta de criterios para la distribución de los nuevos recursos con la Mesa Triestamentaria, antes de llevarla al seno del Honorable Consejo Superior.

Por método y por procedimiento, el Honorable Consejo Superior, debe entender que en la Universidad del Cauca, a partir del Movimiento Nacional Universitario, surgió una dinámica local de diálogo y discusión de las propuestas, pasando por la de la distribución de los Nuevos Recursos, dinámica que se expresa en la Mesa Triestamentaria y en la Mesa Local de Negociación.

Es pertinente aclararles a los Consejeros, tanto del Honorable Consejo Académico como del Honorable Consejo Superior de la Universidad, que la Mesa Triestamentaria no está planteando la figura del co-gobierno. La Mesa Triestamentaria es respetuosa de las Corporaciones. Lo que estamos planteando es la necesidad de que haya claridad y transparencia en la definición de los criterios de distribución de los nuevos recursos. La Mesa Triestamentaria exige voluntad política de la administración central de la Universidad, para que se dé participación real a los tres estamentos en la toma de decisiones con relación a la distribución de los nuevos recursos.

Pero tampoco se trata de aplicar la política del “divide y reinarás”: no se trata de que la administración central negocie la distribución de los nuevos recursos de manera individual con cada uno de los estamentos. Lo que la Mesa Triestamentaria está solicitando queda claro: que la administración central se siente con los tres estamentos y “destape las cartas sobre la mesa”, para que sea en ese escenario de participación real donde se definan los criterios para la distribución de los nuevos recursos. Definidos los criterios, se podrá pasar a revisar las cantidades. Paso a paso, con transparencia, con los datos financieros en la mano y a la vista de todos.

En concreto, a través de este informe de gestión, queremos dejar una propuesta para los integrantes del Honorable Consejo Superior, que tendrá su próxima sesión de carácter ordinario el día miércoles 19 de junio de 2019, teniendo en cuenta que la decisión que tome la Honorable Corporación sobre la distribución de los nuevos recursos, aplicará no solamente para este año; también aplicará para los próximos cuatro años, incluido el 2019.

Afortunadamente, contamos con los medios de difusión, queda constancia. En un año, en dos años, ningún estudiante, ningún profesor, ningún trabajador podrá decirnos: “... y... ¿ustedes que hicieron frente a la distribución de los nuevos recursos? porque lo estamos diciendo en este momento; que quede constancia. La propuesta - en concreto - es la siguiente:

El próximo miércoles 19 de junio, al medio día, se reúne el Honorable Consejo Superior y en la tarde se reúne la Mesa Local de Negociación. La propuesta es la siguiente:

Miembros del Honorable Consejo Superior:

Las representaciones profesorales al Consejo Superior y al Consejo Académico, la Junta Directiva de Aspu – Cauca y la Mesa Triestamentaria les solicitan que aplacen la discusión sobre la propuesta presentada a la Corporación por la administración central de la universidad, para la aprobación de la distribución de los nuevos recursos. Tal aplazamiento deberá hacerse hasta tanto la administración central de la universidad se reúna con la Mesa Triestamentaria para socializar, analizar, discutir y consensuar los criterios que se tendrán en cuenta para la distribución de los nuevos recursos, vigencia 2019, 2020, 2021 y 2022.

Los actuales representantes profesorales estaremos desempeñando nuestro cargo de representación hasta el 2020; el actual presidente de ASPU estará en sus funciones hasta el 2020. No queremos - en prospectiva - que los próximos representantes estudiantiles, los próximos representantes profesorales, los próximos directivos sindicales y los integrantes de los estamentos nos formulen, a partir del próximo año la siguiente pregunta:

¿Cómo así, que ustedes permitieron que la administración central de la universidad distribuyera los nuevos recursos durante los próximos cuatro años, sin contar con el punto de vista de los estamentos y ustedes no dijeron nada?

Aquí y hoy estamos diciendo algo, y lo estamos expresando públicamente:

Vamos a retomar dos expresiones que se escucharon durante el Acto de Rendición de Cuentas: la primera, de nuestro Vicerrector Académico quien nos dijo: “...detrás de las cifras están las relaciones...” y la segunda, de nuestro Rector, quien expresó que “...una tarea pendiente aún es la socialización de las decisiones que tome la administración central con los estamentos de nuestra Universidad...”

Las dos expresiones que estamos retomando nos permiten dejar en claro, tal como se planteó en sesión de la Mesa Triestamentaria del miércoles 29 de mayo, lo siguiente:

Lo que está en juego es que los nuevos recursos que van a llegar a nuestra Universidad, están certificados como producto del Movimiento Universitario. Por tanto, lo que exigimos, y estamos escribiendo en nombre de la Mesa Triestamentaria y de la Junta Directiva de Aspu – Cauca, es que la decisión sobre la destinación de nuevos recursos sea socializada, analizada, discutida y consensuada en el marco de la Mesa Triestamentaria.

Bien lo dijo el señor Rector en el Acto de Rendición de Cuentas: “... marchamos juntos...” (Refiriéndose al Movimiento Universitario). Con esta expresión, el señor Rector está reconociendo públicamente que los resultados del Movimiento Universitario son el producto de haber trabajado en unidad.

Por tanto, “si marchamos juntos” señor Rector, la invitación que le hacen la Mesa Triestamentaria, la Junta Directiva de Aspu – Cauca y las representaciones profesorales a las Corporaciones, es a “que nos sentemos juntos” a socializar, a analizar, a discutir y a consensuar los criterios para la distribución de los nuevos recursos y que - en consecuencia - llevemos una propuesta conjunta al Honorable Consejo Superior.

Universitarios:
¡Los representantes profesorales al Honorable Consejo Superior y al Honorable Consejo Académico, agradecemos su voto de confianza para designarnos como sus representantes en las Corporaciones!

 

                                                                                  Original firmado

LUIS REINEL VÁSQUEZ ARTEAGA
Representante de los Profesores
Honorable Consejo Superior

 

                                                   Original Firmado                                     Original Firmado

MARÍA VERÓNICA TORRES ANDRADE     JOSÉ OMAR ZÚÑIGA CARMONA

Representantes de los profesores
Honorable Consejo Académico

 

Acto de Rendición de Cuentas
de la administración central
Paraninfo Francisco José de Caldas,
Jueves 30 de mayo de 2019