Miércoles, 03 Abril 2019 14:47

Comunicado de ASPU apoyando la MINGA - INDÍGENA / CAMPESINA / AFRO - del Cauca.

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

LA ALTERNATIVA ES EL DIÁLOGO


En esta jornada del 03 de abril de 2019, la Junta Directiva de ASPU – Seccional Cauca, saluda y respalda La Minga Indígena, Campesina y Afrodescendiente por la defensa de la vida, el territorio, la democracia, la justicia y la paz.

ASPU – Seccional Cauca apoya La Minga, porque la misma se está movilizando en defensa de temas que son estructurales y no solamente reivindicativos, tal como los medios de comunicación – al servicio del gobierno – lo vienen pregonando diariamente con el propósito de restarle legitimidad a la movilización y de generar confusión entre los pobladores, aplicando la estrategia de “divide, confunde y reinarás”.

Exigimos una salida dialogada a la crisis y al pliego de peticiones que fue presentado por La Minga, la cual deberá brindar – en primera instancia – las garantías mínimas necesarias para que se respete la vida de los integrantes de las comunidades que están realizando el control territorial en el tramo de la vía panamericana, entre los municipios de Popayán y Santander de Quilichao, en el departamento del Cauca.

En segunda instancia, la salida dialogada deberá brindar los espacios y los escenarios requeridos para profundizar en los temas estructurales que La Minga ha planteado en su pliego de peticiones: 1) cuidado, protección y defensa de la Madre Tierra y de los territorios; 2) defensa y garantías para la vida, los derechos humanos y la paz; 3) desmonte del paramilitarismo en Colombia y en el Cauca; 4) detener la guerra, como imperativo ético – político y única posibilidad para que haya futuro en nuestro departamento, en nuestro país y en el continente; 5) cumplimiento de los acuerdos firmados entre el Estado y las FARC –EP, así como el restablecimiento de la mesa de Diálogos con el ELN, vinculando cada vez más al movimiento social, los procesos y sus organizaciones; 6) desmonte del ESMAD; 7) cumplimiento del acuerdo entre el Gobierno Nacional y el Movimiento Universitario; 8) reconocimiento del campesinado como sujeto de derechos; 9)impulso y reconocimiento de las Zonas de Reserva Campesina en el departamento del Cauca; 10) reinstalación y fortalecimiento de la Mesa Campesina del Cauca; 11) defensa del territorio del Cauca y del Macizo Colombiano frente a la arrasadora política minero - energética.

Rechazamos la violencia, provenga de donde provenga; rechazamos los actos violentos que se han venido presentando durante los últimos días transcurridos en La Minga. Estamos convencidos que estos actos violentos se hubiesen podido evitar, si el gobierno hubiese mostrado desde el anuncio de La Minga, plena voluntad de diálogo, para atender de manera directa la mesa de negociación y si no hubiese aplicado estrategias de dilación, mediante el envío de funcionarios sin plena capacidad para la toma de decisiones.

Lamentamos las vidas humanas que se han perdido en el desarrollo de La Minga y hacemos un llamado para que cese la confrontación armada y prime la razón y el diálogo para encontrar una salida dialogada a la crisis.

Invitamos a todos los estamentos de la universidad y la población en general, para que contextualicemos –de manera crítica– el influjo que en las ciudades capitales de Popayán y Pasto, como también en los municipios de los departamentos del Cauca y Nariño, ha generado el desarrollo de La Minga Indígena, Campesina y Afrodescendiente: las comunidades nos están dando ejemplo de resistencia y de lucha, en la defensa de los derechos adquiridos y en la búsqueda de mejores condiciones de vida para su pobladores.

Con ello nos han sacado de la “zona de confort y de comodidad”, y – como consecuencia - han afectado la movilidad y el suministro de combustible en las ciudades capitales, entre otras circunstancias que han afectado la cotidianidad de los habitantes en las zonas urbanas.

Este ejemplo de lucha y resistencia civil, es un buen preámbulo para que preparemos nuestra participación en el Paro Nacional Estatal que está programado para el próximo 25 de abril de 2019. Nuestra participación en el Paro será decisiva para que todos enfrentemos con vehemencia dos aspectos críticos, que se destacan entre todos los que nos convocan a la movilización: a) el “Monstruo de Siete Cabezas” que está representado en el Plan Nacional de Desarrollo (en adelante, PND) que el gobierno quiere aprobar a “pupitrazo limpio”; b) el intento del gobierno de cumplir su promesa de campaña: “hacer trizas el proceso de paz”, mediante las objeciones presidenciales a la Jurisdicción Especial para la Paz (en adelante, JEP).

No obstante, nada de lo que estamos viviendo como consecuencia de La Minga será comparable con lo que se nos viene como ciudadanos, una vez el gobierno logre, como se vaticina, la aprobación de su nefasto PND y las probables objeciones a la JEP.

Con el PND, el gobierno pretenderá devolver los favores recibidos con el apoyo que – para su elección – le brindaron los grandes grupos empresariales de nuestro país; es decir, les pondrá en bandeja de plata los recursos del Estado para que se sigan enriqueciendo a costa del dinero público que –en principio– debería destinarse a atender los sectores sociales que requieren de atención básica en salud, educación, recreación, vivienda, etc.

Cada artículo que resulte aprobado en el PND, se constituirá en un negocio particular para engrosar las arcas de los grupos empresariales de nuestro país y del exterior. Tenemos un gobierno que está legislando para proteger los intereses económicos de los grupos empresariales, en detrimento de la inversión social.

Con la objeción a la JEP, el gobierno pretende devolvernos al sendero de la guerra, un sendero –quienes hoy detentan el poder– se han movido durante los últimos años: sobre la base del odio, el rencor, la venganza y la eliminación física del contradictor, buscando perpetuar el statu quo (“si no piensas como yo pienso, eres mi enemigo”).

Es por ello que –tanto los estamentos como la población- debemos estar todos atentos, a rechazar el PND y a defender el proceso de paz, rechazando la objeción presidencial a la JEP, para que las actuales y futuras generaciones de colombianos podamos vivir en escenarios libres de guerra, desplazamiento, muerte y desolación.

 

JUNTA DIRECTIVA ASPU – SECCIONAL CAUCA.
Popayán – Colombia – miércoles 03 de abril de 2019.

Jornada Nacional de ASPU.

En defensa de La Minga Indígena/Campesina/Afrodescendiente.
En rechazo al nefasto Plan de Desarrollo Nacional.

En defensa del proceso de paz.
En rechazo a la objeción presidencial a la JEP.