Lunes, 29 Octubre 2018 08:48

Las cuentas de la Unicauca para su funcionamiento en 2019 - EL NUEVO LIBERAL

Las cuentas de la Unicauca para su funcionamiento en 2019

EL NUEVO LIBERAL
09:15 am 28-octubre

La Universidad del Cauca ya tiene las “cuentas claras” de cuánto necesita y con cuánto cuenta para el próximo año. El panorama no es el mejor, el déficit presupuestal para el año que viene asciende a los 23 mil millones de pesos.

Por: Olga Portilla Dorado
@olguitapd

Al finalizar la tarde del viernes, el Presidente Iván Duque y los rectores de las instituciones de educación superior públicas firmaron un acuerdo que contiene siete puntos y que pretende solucionar los retos y las dificultades en materia financiera de estas instituciones.

Uno de los anuncios más importantes es el de las transferencias de la Nación para funcionamiento de las instituciones de educación superior públicas que crecerán en un IPC más tres puntos porcentuales en el año 2019 y en IPC más cuatro puntos porcentuales en los años 2020, 2021 y 2022.

Es decir, que por ejemplo para el caso de la Unicauca, que antes de que se acordara lo anterior y de acuerdo a lo establecido en la Ley 30 de 1992, tendría un incremento del 3,3% para su presupuesto de 2019, con lo establecido el pasado viernes, subiría a 6,3%; sin embargo lo que manifestaron las directivas de la Alma Mater, es que esperarán el decreto oficial para poder incluirlo en el presupuesto, y que se ratifique este llegue a la base presupuestal de la “U”.

Las cuentas antes del anuncio presidencial

Para el año 2019, de acuerdo a lo establecido en la Ley 30 de 1992, la Universidad del Cauca recibiría del Gobierno Nacional un presupuesto de funcionamiento de 116.717 millones de pesos y 3.664 millones para inversión.

Si a ese recurso dado por el Gobierno se le suma los ingresos propios por la venta de servicios y la contribución del 20% que hace posgrado (para financiar los pregrados) y la operación comercial al pregrado, la “U” tendría 148.855 millones de pesos en ingresos para funcionamiento, y un total de 10.165 millones para inversión.

Sin embargo, para el próximo año, y teniendo en cuenta las necesidades planteadas por las diferentes dependencias universitarias, se requiere un presupuesto de 165.069 millones de pesos para funcionamiento (sin tener en cuenta los gastos de posgrado, gastos de operación comercial y convenios que se autofinancian) y 16.964 millones para inversión, con lo cual se cubren los proyectos del Plan de Desarrollo Institucional para el siguiente periodo.

“En la Universidad del Cauca a diferencia de otras universidades hemos sido muy responsables en el endeudamiento, nosotros no tenemos deudas y no nos vamos a endeudar”, jefe de la oficina de planeación y desarrollo institucional de la Unicauca.


Es decir, de los 159.020 millones de pesos para alcanzar las expectativas planteadas por esta institución de educación superior pública, faltarían alrededor de: 16.214 millones para funcionamiento y 6.798 millones para inversión, dando como resultado un déficit presupuestal para 2019 que asciende a 23 mil millones de pesos.

De ahí que el panorama en la Alma Mater Caucana para la siguiente vigencia sea preocupante, ya que no se cuenta con los recursos necesarios para cumplir lo planteado por la actual administración, entre ellas mantener la acreditación de alta calidad de la institución.

En entrevista con Aida Lucía Toro Ramírez, jefe de la oficina de planeación y desarrollo institucional de la Unicauca, indicó que debido al déficit se ven obligados a “realizar un drástico ajuste para lograr los propósitos institucionales, estableciendo prioridades sobre la base de las necesidades más urgentes, tales como nómina, servicios públicos, vigilancia, mantenimiento, red de datos, material bibliográfico y bases de datos, destinar el 2% que por ley se debe dar a bienestar y el 2% para investigación; reduciendo en gastos como contratistas, viáticos, capacitación, entre otros”.

Se afirmó desde esta dependencia universitaria que las expectativas que se tenían era que el Gobierno Nacional asignara 500 millones de pesos a la base presupuestal (para funcionamiento) de las universidades públicas, monto del cual a la Universidad del Cauca le correspondería el 3.4%.

“Con ese monto, en nuestro caso lograríamos cubrir las necesidades de la Universidad, sin que ello signifique que tendríamos el funcionamiento ideal dado que el incremento histórico del aporte de la nación sustentado en el IPC no está acorde con el crecimiento de programas académicos y por ende de estudiantes que ingresaron a la institución entre 1992 y 2018; así mismo no se ha cubierto la totalidad de las plazas de docentes que se han jubilado, retirado o fallecido además se tienen unos salarios conservadores en la parte administrativa”, explicó Toro.

¿En qué se gasta la Universidad el presupuesto que le da el Gobierno?

Para funcionamiento el Ministerio de Hacienda y Crédito Publicó informó que se asignará a la Universidad del Cauca 116.717 millones de pesos para el próximo año, que se distribuyen de la siguiente manera: el 84%, es decir más de 97.843 millones de pesos para pagar la nómina (docentes de planta y administrativos), el 1% aporte al fondo pensional, para cuota de auditaje a la Contraloría, y el 15% para contratación de docentes temporales.

Para contratar a los docentes temporales del año 2019 se tiene un monto de 17.548 millones de pesos con aportes de la nación, sin embargo el costo de esta nómina se ha proyectado en 25.536 millones. Otro faltante que pone en desbalance el periodo venidero.

El presupuesto asignado con aportes del Gobierno Nacional para inversión, es un poco más de 3.600, “el destino de estos recursos son para dar cumplimiento al plan de desarrollo, por ejemplo para obras de infraestructura, compra de equipos”, dice la funcionaria de planeación.

¿Con qué otro dinero cuenta la Unicauca?

Además de lo que por ley el Estado le gira a la Universidad, ésta también cuenta con recursos propios que recauda por la venta de servicios como: inscripciones, servicios básicos de matrícula, bibliotecas y deportes, derechos complementarios, derechos de grado, exámenes, repeticiones, laboratorios y talleres, arrendamientos, multas, indemnizaciones, entre otros.

Para el próximo año, esos ingresos se proyecta sean de 33.690 millones de pesos.

Crecimiento de la “U” VS crecimiento del presupuesto

Durante estas semanas de movilización se han publicado diferentes artículos e investigaciones, donde uno de los datos que más llama la atención, es el que señala que este desbalance comenzó con la Ley 30 de 1992 que determinó que los ingresos de presupuesto de las universidades aumentarían cada año con base en el Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Aplicando esa fórmula, mientras que la cobertura aumentó 284% entre 1993 y 2016 (de 159.218 estudiantes a 611.800), el presupuesto apenas creció de 1,72 billones a 2,93 billones de pesos (70%); es decir que en 1992 el Estado le giraba más de 10 millones de pesos a las universidades por cada estudiante y, en los últimos años, ese monto ha sido por alrededor de 4 millones.

Para el caso de la Unicauca, pasó de tener en 1992 un aproximado de 4500 estudiantes aproximadamente y 15 programas académicos, a 16.155 estudiantes y 70 programas académicos de pregrado en el segundo periodo de 2018.

En programas es un crecimiento de más del 300% y en número de estudiantes de más del 259%. En cálculos realizados por esta Alma Mater, el costo promedio de un estudiante es de 10 millones de pesos al año, y el aporte que hace el Gobierno Nacional a través de los recursos que gira por cada estudiante es de 7 millones. El faltante tiene que ser cubierto con recursos propios de la institución.

Y aunque al cierre de esta edición se conoció sobre un acuerdo al que llegaron rectores de las instituciones de educación superior públicas con el Gobierno Nacional, que consta de siete puntos básicamente, entre ellos que “las transferencias de la Nación para funcionamiento de las IES crecerán en un IPC más tres puntos porcentuales en el año 2019 y en IPC más cuatro puntos porcentuales en los años 2020, 2021 y 2022”; los estudiantes expresaron su descontento por no haberlos tenido en cuenta en estas decisiones, y por ahora aún no se determina si el paro continúa o se levanta.

Acuerdo del 26 de octubre de 2018

Este es el acuerdo firmado por el Gobierno Nacional en cabeza del Presidente Duque, la Ministra de Educación y los rectores del Sistema Universitario Estatal y de la Red de Instituciones técnicas, tecnológicas y universitarias, donde se reconoció las dificultades y retos en materia financiera de las instituciones de educación superior públicas, por lo que se acordó que:
• Durante este período de gobierno, las transferencias de la Nación para funcionamiento de las instituciones de educación superior públicas crecerán en un IPC más tres puntos porcentuales en el año 2019 y en IPC más cuatro puntos porcentuales en los años 2020, 2021 y 2022.

• Los recursos para inversión con cargo al presupuesto Nacional llegarán a $300 mil millones anuales para las instituciones de educación superior públicas, sumando $1,2 billones adicionales para los 4 años de gobierno.

• A partir del año 2019, el Gobierno Nacional incorporará los recursos de los excedentes de cooperativas establecidos en el artículo 142 de la reforma tributaria del año 2016 para el fortalecimiento de la educación superior pública.

• El Presidente le ha pedido al equipo de Gobierno impulsar, con el concurso de los gobernadores, alcaldes y el Congreso, en el marco del Presupuesto Bienal de Regalías la destinación de $1 billón de pesos que permitirá en los años 2019 y 2020 contar con recursos que fomenten la inversión en infraestructura orientada al mejoramiento de la calidad de las instituciones de educación superior públicas.

• El Gobierno Nacional trabajará en equipo con las universidades e instituciones técnicas profesionales, tecnológicas y universitarias públicas en la construcción del Plan Nacional de Desarrollo y buscará los mecanismos para dar continuidad al fortalecimiento de los recursos para funcionamiento e inversión.

• Los Rectores del Sistema Universitario Estatal y de la RED ITTU reconocen el esfuerzo del Gobierno Nacional en buscar la solución estructural de presupuesto de funcionamiento e inversión de las instituciones de educación superior públicas y se comprometen a conducir un proceso pedagógico con las comunidades académicas y demás sectores de la sociedad para explicar los alcances de este acuerdo, así como en apoyar la agenda de acceso gratuito gradual a la educación superior pública para la población más vulnerable.

• Este acuerdo del 26 de octubre del 2018 es el primer paso para avanzar en un nuevo modelo de construcción de políticas de largo plazo para la educación superior. En constancia de lo anterior, firman el Presidente de la República, Iván Duque Márquez; la Ministra de Educación Nacional, María Victoria Angulo, y los rectores de las instituciones de educación superior públicas.

Postura estudiantes Unicauca

Fredy Palechor Palechor, Representante estudiantil Consejo Superior de la Universidad del Cauca compartió el siguiente comunicado:

Precisiones y análisis sobre el acuerdo suscrito por el Gobierno Nacional y el Sistema Universitario Estatal:

De los 1.2 billones de pesos para funcionamiento, en términos reales sería de $540.000 millones descontando la inflación. Al dividirlo entre los próximos cuatro año arroja un monto de $135.000 millones anuales. Estos recursos serán repartidos entre las 61 Instituciones de Educación Superior, correspondiendo a cada una aproximadamente $2.300 millones anuales.

Esto es insuficiente, toda vez que no contribuye a resolver la crisis financiera que atraviesan las Universidades Públicas del país, entre ellas la Universidad del Cauca. Lo más grave de dicho acuerdo radica en desconocer los requerimientos de los estudiantes, docentes y trabajadores, por ello expresamos nuestra inconformidad.

Consideramos que el papel de los rectores es distinto, reconociéndoles sí el valor civil de quienes han respaldado esta justa causa. Por último, exigimos al gobierno nacional la instalación de una mesa intersectorial y hacemos un llamado a los estudiantes, trabajadores y docentes a seguir movilizándonos por la educación superior pública y convocamos a sociedad en general para que respalde activamente este proceso, porque aquí nos estamos jugando la educación pública para las nuevas generaciones. Convocamos a movilizarnos masivamente el próximo 31 de octubre, porque PÚBLICA LA RECIBIMOS, PÚBLICA LA ENTREGAMOS. #SosUniversidadesPúblicas.

Leer más en: http://elnuevoliberal.com/las-cuentas-de-la-unicauca-para-su-funcionamiento-en-2019/#ixzz5VKQMzpkf