Domingo, 19 Marzo 2017 14:36

Hagamos de la consulta estudiantil una movilización por la defensa de Unicauca pública, autónoma y de calidad

Me gusta Unicauca,  18 de marzo de 2017

Al transcurrir cinco años de una rectoría que debió durar tres, de no haberse ampliado de manera antidemocrática en el Consejo Superior, el Rector Juan Diego Castrillón deja una Universidad del Cauca articulada a la política educativa Nacional, cuya síntesis contiene dos aspectos. En primer lugar, generar las condiciones para profundizar la autofinanciación, ampliación desmedida de cobertura autofinanciada, reformas para hacer más viable la captación de recursos externos y una regionalización sostenida sobre el endeudamiento estudiantil. El segundo aspecto consistió en la austeridad académica, hacer más con lo mismo, afectando la calidad con virtualización del FISH, la Resolución VRA 802 de 2014, entre otras.
El Doctor Castrillón entrega una Universidad en crisis, que carga un déficit de 56 mil millones de pesos y en donde se han aprobado todas las reformas educativas del Gobierno de Santos orientados por la OCDE, como la resolución de las Licenciaturas.
En ese orden de ideas, es importante que los Unicaucanos comprendamos el significado de la designación del próximo Rector, cuyo nombramiento es profundamente antidemocrático, pues el Consejo Superior que por ley 30 es el órgano responsable de hacerlo, está conformado mayoritariamente por actores externos a la comunidad académica y que en su mayoría son controlados por el Gobierno Nacional, quien con su voto y los de su influencia busca mantener la aplicación fiel de su política educativa, tal como lo ha hecho Juan Diego Castrillón. Este es el papel de Aurelio Iragorri, así como fue el de su antecesor y del que lo reemplace.
Toma sentido comprender entonces, que los candidatos a Rector más opcionados son quienes el gobierno considera que garantizan más y mejor la continuidad de esta política educativa ¿Acaso Santos votará por cambiar algo en Unicauca? Y no obstante se haga una consulta en donde los estudiantes podamos votar, no solo no cambia el modo antidemocrático de elegir Rector, si no también se abre la puerta a que los candidatos atractivos para el gobierno se ganen “democráticamente” el voto del representante estudiantil. ¿Qué mejor para el gobierno que legitimar su decisión aduciendo a que está votando por el candidato que los estudiantes eligieron?
Por lo anterior consideramos necesario que la consulta estudiantil del próximo 23 de marzo y la elección de Rector fechada para el 4 de abril, deben ser escenarios para continuar luchando contra la política educativa de Santos, para reivindicar la defensa de la educación como derecho y manifestar que estamos cansados de los problemas que vivimos a diario, la falta de cupos y profesores, laboratorios, virtualización, bibliotecas y demás carencias que son resultado de la política de desfinanciación a la que han sometido nuestra alma mater.
Particularmente queremos hacer un llamado que nos manifestemos contra el nefasto modelo de regionalización autofinanciada, que ya condenó a los estudiantes que allí estudian a ser una generación de profesionales endeudados, que se educan sin bienestar universitario y con oprobiosas condiciones de calidad, sin el derecho a investigar y vivir todas las dimensiones de la Universidad.
Los candidatos a Rector que son parte de la dirección universitaria tienen responsabilidad política y ética con esta situación, pues votaron positivamente para que la regionalización sea lo que es. Por esa razón es importante afianzarnos en la idea de que sin el concurso de una movilización masiva y democrática que logre unir a todos los sectores sociales del norte del Cauca será muy difícil conquistar una regionalización auténticamente pública y de calidad. Quién asegure que este asunto se resuelve votando en una consulta y sin lucha, nos engaña.
Por las razones anteriormente expuestas y apegados a nuestra coherencia, a la defensa de la educación superior pública, autónoma y de calidad, el equipo de trabajo y representación estudiantil Me Gusta Unicauca, llama a los estudiantes Unicaucanos a promover en la consulta estudiantil una gran movilización para manifestar que estamos cansados de la antidemocracia, cansados de que el gobierno nacional imponga Rector e imponga una política dañina para el carácter público de nuestra alma mater, invitamos a todos los estudiantes a votar el 23 de Marzo por la profesora Olga Sanabria, quien en su propuesta programática y en sus hechos recoge mayoritariamente los postulados reivindicativos de la comunidad académica, se deslinda con la política educativa nacional y esta jugada por la defensa de Unicauca pública, autónoma y de calidad, votemos para demostrarle al gobierno de Santos y sus mayorías en el consejo superior, que esta no es la universidad en la que no tocó estudiar, por el contrario, esta es la universidad que nos tocó cambiar.
Modificado por última vez en Domingo, 19 Marzo 2017 14:50